Querido Héctor Jesús Zagal Arreguín:

 

Tengo el gusto de conocerte a través de Internet, incluso encontré una foto tuya. Como varios estoy enterado de la penosa situación ocurrida ya hace unas semanas en la Feria Internacional de Libro 2011. La verdad que no es fácil perdonar un error como ese: ¿Confundir autores de libros? Que barbaridad, un hombre en su posición, estoy en "shock". Pero como tú, tampoco quiero hablar de Enrique Peña Nieto, sólo quiero hablar de ti y algunos otros temas referentes a tu inquietud respecto al “retweet” de Pau.

 

A diferencia de ti, y por lo que leí en tu carta, yo creo que nadie en su sano juicio se acostumbra recibir "ciertas" críticas. Obviamente, y no sólo en las democracias, la crítica está en nuestra naturaleza. Pero escuchar de alguien que tu papá es un soberano asno no debe ser muy agradable, menos que tu papá mato a tu mamá, trato de empatizar con Paulina; ahora voy a "empatizar" contigo: me parece excelente que no te asuste el hecho que te llamen pendejo (salió textual de tu carta), ya que las personas debemos el progreso a los insatisfechos - A.H.

 

En mi opinión, tu concepto de proletariado es tan antiugo como Marx o el imperio romano, eso me transmites cuando la leo, ya que no te apropias de la ofensa de Pau, en cambio describes los dolores ajenos que evidentemente no padeces. ¿No te das cuenta que tu y yo también somos parte del proletariado? A menos que vendas tus libros como "best seller" espero que no tengas bienes materiales que pudieran macular tu rol en esta vida. ¿Pero a poco no comes filetes Argentinos de vez en cuando?, o tienes tu Moleskine o similar forrado en piel para escribir tus "ideas radicales", al menos eso percibo de ti por tus letras, pero sólo te conozco por Internet. ¿Y tu como conoces a Paulina?. Permíteme completar tu referencia "El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca". ¿Qué clase de hombre eres al reclamarle a un adolescente la defensa de su padre?. ¿No son esos los valores en los que crees?¿No escribiste tu "Ética para adolescentes posmodernos"?. Lo siento pero no lo voy a leer.

 

Antagónicamente, yo creo que tu eres el que vive en la burbuja de color de rosa. Tu burbuja se llama "aristocracia" y no ves la realidad, y así como Pau tuvo sus cinco minutos de infamia, que provocaron tus cinco minutos de "fama", te invito a reflexionar sobre tu rol en esta vida y la influencia que puedes tener para afectar o mejorar la vida de un adolescente. A diferencia tuya, no culpo de tus ideas a tus padres y sinceramente te digo que esperaba más de un filósofo, que de un político, por lo que a mi consideración, tu error es más grave aún que el de Pau o su papá.

 

También creo que nunca llegarás a ser de la clase alta mexicana, ni mucho menos del proletariado. Otra vez el tema de la burbuja, disculpa la "rebusnancia", pero el vacío que transmites, es sólo el reflejo de leer demasiados libros!. Finalmente, esto es mi opinión, no soy una figura

pública ni un filósofo, soy un ciudadano común, que busca cambiar a México en una forma muy diferente a ti. Con trabajo. Para que no pienses que soy "fresita", yo también he convivido con la banda de verdad. No sólo en las ciudades, si no en la sierras, en los ranchos, y muchas veces. Dudo mucho

que a ellos les importe si Peña Nieto conoce a sus autores favoritos, o esta carta, o mucho menos la tuya. En resumen, adolescentes como Paulina, aparentemente, no puede gozar de la libertad de expresión que tenemos tu y yo, ¿No te parece injusto?. Ponte a trabajar y deja pensar.

 

Cuauhtemoc Medina Rimoldi

kakeki@hotmail.com



Created: 22/12/2011
Views: 8601
Online: 0