Estimados Amigos:

Hoy un niño de tres años fue atacado y mordido en su rostro y está grave. Por favor ayudenme a difundir esta carta que les invito a que firmen junto a mi. No podemos seguir impávidos frente a esta tragedia creciente en nuestro País. No acostumbro hacer cadenas ni molestar a mis contactos, pero este tema es de especial interés humanitario para mi.

CRISTIAN BONACIC
MEDICO VETERINARIO


 CARTA ABIERTA A SENADORES, DIPUTADOS ALCALDES Y AUTORIDADES DE SALUD

Por favor reenviar a tus amigos y autoridades de tu región

ATAQUES DE PERROS A LOS NIÑOS EN CHILE

Frente a la tramitación de la nueva ley de tenencia responsable que se discute en el Senado quisieramos precisar algunos aspectos que a nuestro juicio no han sido considerados como antecedentes que fundamenten la urgencia de legislar al respecto. Los niños son las principales víctimas de mordeduras de perros y generalmente en sus rostros manos y piernas. Algunos casos son fatales y la mayoría deja secuelas de por vida. 


En Chile existe una tasa de mordeduras muy superior a otros Países. Mientras que Chile tiene entre 35.000 a 50.000 denuncias de mordeduras al año con una población de personas no superior a los 17.000.0000. Países como Inglaterra no superan los 2500-3500 casos de mordeduras al año. Esto revela la magnitud del problema y probablemente las cifras de ataques a perros sin denunciar y de casos de perros sin dueño sean aún mayores. Una persona mordida por un perro con o sin dueño es una víctima que sufre secuelas sicológicas, físicas y económicas de por vida. Por ello no se puede seguir sin una ley que permita disminuir el riesgo al que hemos llegado en Chile. No existen países desarrollados ni en Sudamérica que tengan la situación sanitaria y de descontrol que hay en Chile.

RESPECTO A LA LEY DE TENECIA RESPOSABLE DEBEMOS PRECISAR QUE:

1. La ley de tenencia responsable no es acerca del bienestar de los perros y mascotas sino que de la protección de las personas que son víctimas de mordeduras y ataques mutilantes e incluso mortales y regularizar una situación crítica de salud pública en Chile.

2. La situación actual de perros de vida libre, dueños irresponsables que dejan a sus perros en la calle y jaurías de perros en zonas rurales y urbanas ha llevado a un aumento explosivo de personas mordidas e incluso la muerte de seres humanos.

3. Las secuelas físicas y sicológicas de un ataque por perros son del mas alto impacto y en una proporción mayor afectan a niños.

4. No se ha dado la importancia necesaria a que las víctimas del ataque por perros son personas desvalidas, ancianos, ciclistas y motoristas, pero por sobretodoniños indefensos.

5. Se ha sugerido por los animalistas que los perros sean castrados para evitar su explosión demográfica, pero eso no va a evitar que sigan siendo mordidos los niños y otras personas, si los perros son dejados en las calles.

6. Los perros a través de sus deposiciones transmiten una serie de zoonosis parasitarias e infecciosas que afectan fundamentalmente a los niños que juegan en lugares públicos.

7. Se ha victimizado a los perros, pero en la realidad las víctimas son los niños que son mordidos o se enferman por los parásitos y enfermedades que generan los perros en las calles.

8. Amo a los animales y quiero su bienestar y por ello apoyo esta ley de tenencia responsable y hago un llamado para ocuparse de las víctimas de ataques de perros.

9. Existe consenso entre una amplia gama de especialistas en bienestar animal, sicología, medicina, terapia ocupacional entre otras y se puede afirmar que dejar a los perros sin control en las calles va en contra del bienestar animal y es un error afirmar que tienen derechos como los seres humanos.

10. La tenencia responsable, eutanasia de animales mordedores, esterilización y registro obligatorio son medidas que deben aplicarse en su conjunto para evitar que hayan mas víctimas de mordeduras con serias secuelas de por vida.

Solicitamos mediante esta carta que los Senadores tengan en consideración que la situación actual sin regulación y que una ley sin eutanasia, entendida como la muerte humanitaria de animales en casos específicos y aplicada por médicos veterinarios, no sería una solución que disminuya el número de víctimas por mordeduras en nuestro País. Los niños de Chile necesitan una mejor protección frente a las mordeduras.